lunes, 4 de mayo de 2015

CASTORES EN SORIA: y por qué no......

Recientemente en la prensa soriana una noticia un tanto extraña nos ha alertado de la presencia de uno o varios castores merodeando por el rio Jalón, afluente del Ebro, situado en el cuadrante sureste de la provincia. http://www.diariodesoria.es/noticias/provincia/castor-entra-soria-jalon_35638.html

La noticia pese a ser verdaderamente asombrosa era algo conocida por los habitantes de esas tierras, sobre todo por los vecinos de Aragón, ya que, al parecer desde hace varios años algunos ejemplares suelen ser vistos e incluso fotografiados, de hecho hace poco también se fotografió a un castor en el puente sobre el Ebro cercano a la Basílica del Pilar de Zaragoza.



Ilustración de Castor europeo

La idea de que en Soria haya castores nos parece fenomenal pues aproximadamente hace tres siglos que desaparecieron los autóctonos, ¿cómo dice?, efectivamente, en Soria y por lo tanto en España había castores de manera natural por lo menos hasta el siglo XVIII, aunque las primeros indicios de su existencia nos los contó el historiador romano Apiano, dándole el carácter de muy abundante en el rio Guadalquivir y en otros ríos importantes como el Ebro o el Duero, además los registros fósiles de Atapuerca y otros yacimientos prehistóricos delatan su presencia en el tiempo.....pero....la caza y la presión humana llevó a la especie a la extinción total en la península Ibérica...y por nuestro lado parece ser.... que fue en 1850 cuando se dio por extinto en la cuenca del Duero.



 La cuestión es que en el año 2005 se vieron indicios de su presencia en la Rioja y en Navarra, debido (tras su investigación) a una reintroducción un tanto fraudulenta en los ríos Aragón, Ebro y Cidacos, de un grupo de ecologistas europeos, de unos 18 ejemplares criados en Baviera, Austria. Esta reintroducción desató un intenso debate acerca de las ventajas y desventajas del regreso de estos animales a la península Ibérica....aunque el final os lo podéis imaginar....se capturaron y sacrificaron....de hecho desde 2009 se han capturado y sacrificado en Aragón 26 ejemplares de castor europeo: 1 en 2009 (que fue encontrado por la Guardia Civil junto al puente del Tercer Cinturón en Zaragoza), 15 en 2010, 8 en 2011 y 2 en 2012. En Navarra se han capturado 88 ejemplares hasta 2012 y en La Rioja, 62.  Está claro que estos animales han venido a quedarse ya que en estos años les dio tiempo a establecerse, reproducirse y ampliar el territorio como veis.. Actualmente hay colonias de castores en varios puntos del Ebro. En las tres comunidades, Navarra, La Rioja y Aragón...aunque ahora también en Castilla y León con el caso de Soria.  



Distribución actual del Castor europeo, Castor fiber.

Aunque es una especie protegida a nivel europeo, las instituciones españolas y europeas decidieron que los castores reintroducidos estaban fuera de su línea de distribución actual, por ello se dio permiso pese a estar protegido para su eliminación....estudios recientes sobre los castores demuestran que sus actividades acuáticas, alimentarias etc., originan un aumento exponencial de la biodiversidad en aquellos puntos donde se encuentran, además de una mejora sustancial de la corriente del rio por eliminación de residuos, pesticidas y filtración de las aguas debido a las represas que crean. Plantas acuáticas, peces, anfibios, aves y varios mamíferos se benefician del entorno creado por estos roedores, amén del atractivo turístico. Evidentemente la vegetación ribereña se ve algo afectada, así como las plantaciones de árboles maderables, aunque con una sencilla solución de protección de su base evitamos ese problema....en fin ya veremos cómo avanza esto, pero por ahora podemos decir que en Soria hay castores.

El castor europeo (Castor fiber) habita en las regiones frías de Eurasia, principalmente en Rusia. Es un poco más pequeño que su pariente americano. Se calcula que el número de castores europeos, ronda los 600.000 individuos. Varios países europeos colaboran en un proyecto de repoblación, algunos organismos, como la Unión Europea (UE), y acuerdos internacionales, como el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Salvaje Amenazadas (CITES), administrado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), se encargan de proteger a este roedor. (Menos España, que hace tiempo que sabemos que no es Europa)

Los castores están emparentados con las ardillas, por sus características estructurales semejantes en el cráneo y en la mandíbula inferior. 
El peso medio de los adultos es de 15-20 kg,  miden unos 30 cm de alto por 75 cm de largo, sin contar la cola, que mide unos 25 cm de longitud por 15 cm de ancho, esta es de forma ovalada y aplanada, y se encuentra conformada por pequeñas escamas de forma hexagonal y es de color oscuro. Su cuerpo está cubierto con un espeso pelaje al que le deben su enorme valor comercial y persecución. Los castores tienen las patas traseras palmeadas, mientras que las delanteras no.
Cuentan con cuatro incisivos muy fuertes y afilados de color naranja debido a que tienen un esmalte que los endurece, nunca dejan de crecer, de ahí su utilización constante.





 Ilustración de castor, huellas y cráneo. Incisivos auténticos de Castor.

 Son esencialmente acuáticos y no suelen viajar por tierra. Son animales sociables, llegando a formar grupos o colonias de varios individuos, compuestas por una pareja y sus crías. Las familias pequeñas pueden vivir en una sola madriguera, pero las más grandes pueden necesitar refugios adicionales. Cuantos mayores sean el aislamiento del lugar donde viven y la abundancia de alimentos, más grande será la población de castores.
La dieta de los castores es estrictamente herbívora. Se alimentan de la corteza, ramillas y hojas de los árboles que talan y de las raíces de plantas acuáticas. Los castores europeos prefieren la corteza y hojas de árboles como sauces, abedules y avellanos.




 Fotografías de castores europeos. Castos fiber.

3 comentarios:

  1. !Qué buena noticia!
    BIENVENIDOS, amigos castores.

    ResponderEliminar
  2. Sí, desde luego. La fauna española se va volviendo más diversa: castores, bisontes y cabras montesas... ¿Cuál será la próxima especie?

    ResponderEliminar